Flores para relajarse

flores-del-campo

Y es que Silvia, compañera de trabajo, es lo que me pidió, una flores para relajarse en la oficina.  Dicho y hecho. Y no es que es vaya haciendo todo lo que me piden porque necesito de inspiración y ganas, pero si coincide la petición y el momento, me falta tiempo para ponerme manos a la obra.

Pasteles sobre papel con algunos toques de grafito (120×80).

Hasta la próxima.